Ecografía 3D o Eco 3D – Que es y para que sirve

La ecografía 3D

Como sabemos, la ecografía 3D es una tecnología que lleva acompañando a las mujeres embarazadas a lo largo de las últimas décadas. Aunque por norma general no existe necesidad alguna de someterse a ella, es muy útil en el caso de que el equipo médico encargado de realizar el seguimiento del embarazo detecte alguna anomalía que sí que puede ver mediante una eco 3D. En cambio, hay padres que deciden realizar ecografías 3D a lo largo del embarazo con el único objetivo de obtener una imagen real de su bebé semanas e incluso meses antes de que se produzca el nacimiento.

Una ecografía 3D es capaz de mostrar al bebé de una manera que no podría verse mediante una ecografía tradicional, ya que es posible diferenciar entre otras cosas la forma de la cara, de las extremidades e incluso conocer el sexo del bebé mucho antes que con una ecografía en dos dimensiones.

Una ecografía 3D es capaz de captar tres dimensiones, por lo que la única diferencia que tiene con las 4D es que el ecógrafo no será capaz de captar el movimiento del feto.

Ecografía 3D Eco 3D Que es y cuando hacerla
 

¿Cuál es el mejor momento para hacer la ecografía 3D?

Es de vital importancia recordar que las ecografías 3D utilizan una tecnología denominada ultrasonidos que no tienen repercusión de ningún tipo, ni sobre el bebé ni sobre la mujer embarazada.

Por este motivo, una eco en 3D se puede realizar en cualquier momento del periodo de gestación. Ahora bien, el objetivo principal que tiene este tipo de ecografía, además de poder ver anomalías en el desarrollo del feto, es tener la posibilidad de ver cómo será el bebé semanas antes de nacer.

Dicho esto, a no ser que sea el propio equipo médico encargado de realizar el seguimiento del embarazo el que nos diga que tenemos que hacernos una ecografía 3D, si las hacemos de manera voluntaria lo ideal es que sea a partir de la semana número 20 de gestación, ya que es a partir de este momento cuando se podrá apreciar con más nitidez todo lo que queremos saber sobre nuestro futuro hijo.

Para que te hagas una idea, si tomas la decisión de hacerte la ecografía en esa semana, tu bebé pesará algo menos de 1 Kg, pero ya se podrán diferenciar las diferentes partes de su cuerpo. Ya llevará unas cuantas semanas moviéndose y lo seguirá haciendo a lo largo de todo el embarazo, ya que eso le ayuda a seguir fortaleciendo su musculatura.

Por otro lado, a partir de la semana 25 ya es más complicado ver el cuerpo entero del bebé en la misma imagen, ya que su tamaño es demasiado grande y es complicado que el ecógrafo capte una imagen de cuerpo entero.

Ecografía 3D Eco 3D Imagen de Bebé

¿Cuál es el precio de una ecografía 3D?

El precio de las ecografías 3D ha variado bastante en los últimos años, ya que hay que tener en cuenta que es una tecnología que antaño era demasiado nueva, mientras que hoy en día se podría considerar que es algo normal.

En la actualidad, su precio puede variar entre los 70 y los 120 euros en muchas de las clínicas de nuestro país, aunque en internet es muy fácil encontrar descuentos y ofertas en las que podemos hacernos ecografías 3D a partir de 40 euros.

Si estás pensando en hacerte una ecografía 3D debes tener en cuenta que a la hora de elegir la clínica hay algunas que ofrecen diferentes servicios adicionales, como que seas tú la que decide el tiempo que durará la ecografía o la posibilidad de llevarte diferentes imágenes de tu bebé. Evidentemente, esto también repercutirá en el precio final.

También te puede interesar información de una ecografía ginecológica abdominal y una ecografía doppler



ESCRIBE UN COMENTARIO