Ecografía 4D o Eco 4D – Que es y para que sirve

Ecografía 4D

Desde hace ya varios años ha quedado claro que la ciencia avanza a pasos agigantados, y en el sector de la maternidad esta evolución es cada vez más patente. La ecografía 4D ha aparecido como una nueva forma de realizar el seguimiento del embarazo, con el objetivo de aportar mucha más información que el resto de tipos de ecografías. En este artículo vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre las ecografías 4D.

 

¿Qué es la ecografía 4D?

La ecografía 4D nace gracias a la incorporación del movimiento en una ecografía de tres dimensiones. Esto quiere decir que, gracias a ella seremos capaces de ver con muchísima precisión los movimientos que el bebé realiza dentro del útero.

Ecografía 4D Eco 4D Que es y cuando hacerla

¿Las ecografías 4D reemplazan a las ecografías tradicionales?

Rotundamente no. Podríamos considerar este tipo de ecografías como un complemento a las ecografías tradicionales, ya que el diagnóstico que puede aportar cada una de ellas es diferente y no aportan la misma información.

Por ejemplo, la eco 4D es muy útil para detectar malformaciones en el feto cuando el embarazo se encuentra lo suficientemente desarrollado. Esto sería impensable mediante una ecografía tradicional, ya que en algunas ocasiones no tan sencillo detectar alguna anomalía.

¿Cuándo hacer la ecografía 4D?

Existe el mito de que cuantas menos ecografías se haga una mujer a lo largo de su embarazo mucho mejor para la salud del bebé, y desde aquí nos vemos obligados a desmentirlo.

Este tipo de ecografías funcionan con mediante ultrasonidos. Esta tecnología no es nociva en ningún caso, ni para la salud de la madre ni para la del bebé.

Lo cierto es que las ecografías 4D se pueden realizar en cualquier momento del embarazo, aunque es recomendable que para captar las mejores imágenes se realicen entre las semanas 26 y 32 del periodo de gestación. En esas semanas es cuando el futuro bebé ya comienza a desarrollar sus propios rasgos, algo que sin duda es muy tranquilizador para los padres, sobre todo a lo largo del segundo y tercer trimestre, que es cuando parece que el tiempo empieza a ir más despacio.

¿Cada cuánto tiempo puedo hacerme una eco 4D?

Si así lo quieres, podrías hacerte una eco 4D prácticamente cada semana, porque no influyen de ninguna manera en el desarrollo del bebé ni en tu salud como madre.

Lo que sí que recomiendan la mayoría de profesionales es llevarlas a cabo a partir de la semana 22 de embarazo, ya que es a partir de este momento cuando mejor podrás apreciar a tu futuro hijo.

Ecografía 4D Eco 4D Imagen de Bebé

¿Qué precio tiene una ecografía 4D?

A pesar de ser una tecnología muy reciente, su precio no es tan elevado como podríamos pensar. En función de la localidad en la que te encuentres es posible que el precio de las ecografías 4D varíe entre unas clínicas y otras.

Además, también hay que tener en cuenta que en muchas clínicas ofrecen otros tipos de servicios, como la grabación en vídeo de la ecografía o la entrega de un álbum con varias capturas en las que se puede apreciar al bebé en tres dimensiones. El precio también puede variar en función de la duración de la sesión.

La mayoría de clínicas ofrecen un precio por sesión que oscila entre los 100 y los 180 euros, aunque es posible encontrar ofertas en las que se ofrecen sesiones desde 50 euros.

Es importante que, cuando decidas hacerte una ecografía 4D, tengas claro qué te va a ofrecer la clínica. También debes tener en cuenta que, el hecho de que una persona sepa manejar el ecógrafo no significa que sepa diagnosticar posibles anomalías.

También te puede interesar información de una ecografía transvaginal y una ecografía doppler



ESCRIBE UN COMENTARIO